7. MegaBucks

En 1986, IGT hizo uno de los descubrimientos de la historia de las máquinas tragamonedas. Puso la primera red que unió a todos los jackpots progresivos. Tras esto, las tragamonedas de vídeo se convirtieron en algo normal en los casinos y los jackpots enormes se convirtieron en la norma. IGT decidió jugar a lo grande y creó un nuevo tipo de jackpot desconocido hasta entonces.

Su idea era unir las máquinas de partes diferentes de Nevada en un jackpot progresivo fundado por líneas telefónicas. Por lo tanto, la tecnología moderna emergente vino de la industria de las telecomunicaciones.

Cada moneda se metía en una de las máquinas, contribuiría a un jackpot increíblemente grande de incluso millones de dólares, y la probabilidad de ganar lo era comparable mente mayor que la probabilidad de ganar en la lotería nacional (algunos miles de millones). Al hacer el nombre de las loterías popular en la costa este de Estados Unidos, IGT llamó a este nuevo sistema Megabucks.

El sistema de tragamonedas a gran escala Megabucks sigue existiendo en diferentes formas hoy en día, desde juegos con el mismo nombre hasta otros juegos, incluyendo la ruleta de la fortuna MegaJackpots, licenciada por otras compañías. Otras empresas, también, se dieron prisa en fundar sus propios sistemas progresivos a gran escala, como Thrillions de Atronic, Arizona Magic de Bally, y Cool Millions de Aristocrat.