4. El vídeo poker y la subida de IGC Inc

El distribuidor de Bally – Ci Redd – fue uno de los que más apoyó las tragamonedas de dólar a principios de 1970. A principios de la década de los 80 Redd sugirió que Bally Manufacturing implementase en Chicago un nuevo invento que llamó el “vídeo poker”, que era un juego de poker por ordenador, una imitación electrónica de una baraja de 52 cartas con fondos aleatorios en pantalla.

Los jefes de Bally no estaban muy convencidos de seguir con la idea, así que Redd pudo patentar su invento y hacerlo él mismo. Mirando atrás, creemos que la decisión de Bally de no seguir con la idea de los vídeo juegos durante los siguientes 10 años fue una estupidez, claro, pero así es como estaban las cosas por aquel entonces. Redd estaba encantado, claro, y junto con Fortune Coin fundó su primera compañía llamada Sircoma. Las ventas de las nuevas máquinas tragamonedas alcanzaron números altísimos y el nuevo tipo de entretenimiento, el vídeo poker, nació. Después de eso, Redd siguió adelante para incorporar su propio negocio en 1982 – International Game Technology (IGT).

Un par de años más tarde IGT adquiriría el copyright de un nuevo invento, destinado a revolucionar la industria del casino, un método eléctrico de la selección de resultados, basado en máquinas de juego por disco. IGT hizo uso de este invento y se llevó el mercado de las tragamonedas, dejando atrás a Bally con juegos como ‘Double Diamond’, y ‘Red, White & Blue’, todavía las tragamonedas más famosas en USA.